Para realizar el reparto del lineal de forma correcta debemos conocer previamente:

• El espacio de presentación que requiere.

• El método de presentación.

• La unidad de visualización.

• La motivación de compra.

• La rentabilidad.

Para ello deberemos distinguir en primer lugar los siguientes conceptos.

• El lineal al suelo, que es la suma de la longitud de todos los muebles destinados a exponer mercancía.

• El lineal desarrollado, que es el producto del lineal al suelo por el número de estantes o baldas que tenga cada mueble de exposición.

• El lineal total, que es la suma del lineal de exposición de todo el establecimiento.

Tenemos que saber que el lineal de un establecimiento es limitado y éste debe acoger todo el surtido del punto de venta. Por ello el lineal de cada referencia debe estar comprendido entre un lineal mínimo (umbral de percepción) y otro máximo (umbral de saturación).

Anuncios